• BOGOTA-MARKET
  • fida
  • ANNECY
  • bomm
  • Festival Itinerante de Artes Audiovisuales Colombianas

"París siempre es una buena idea". Audrey Hepburn (Sabrina)

Laeradelrock
LA ERA DEL ROCK

‘LA ERA DEL ROCK’: El grito perdido de toda una generación

Entre finales de los años setenta y mediados de los años ochenta el rock and roll tuvo una de sus máximas expresiones cuando una generación cansada de vivir bajo la sombra de las grandes bandas como The Beatles y The Rolling Stones, las imposiciones puritanas del gobierno de Ronald Reagan en los Estados Unidos y el conservadurismo extremo de Margaret Teacher en Inglaterra, encontraron en el Glam Metal una identificación que expresaba sus ideas en contra del capitalismo salvaje y la necesidad de luchar por un ideal individual sin juicios morales o etiquetas sociales.

Es así que grupos como Kiss, Poison, Journey, Def Leppard, Guns and Roses, Foreigner  o Twisted Sisters entre otros surgieron como los voceros de una necesidad de cambio de una necesidad de tomar la vocería de una juventud cansada de ser manipulada por las grandes corrientes ideológicas y que en un vestuario multicolor, el uso del cabello largo en los hombres,  los sonidos largos y vibrantes de la guitarra eléctrica se convertían en la oposición a un estilo de vida que educaba a las personas para trabajar como borregos, reproducirse sin sentido y vivir en los suburbios a la espera de una pensión para la vejez mientras vivían en un mundo sin sueños e ideales más allá de ser padres de familia o amas de casa, continuando con el destino de sus padres.

Sin embargo esta generación tampoco logro sobrevivir al mundo de las disqueras ansiosas de encontrar rápidos fenómenos de masa y por supuesto ansiosas de limitar la representación de esta contracorriente en el simple consumo de drogas, el alcohol, generando una decadencia creativa que desencadenaría la llegada de grupos adolescentes llenos de letras vacías y música para el consumo rápido pero sin mayor profundidad o trabajo artístico diferente al exceso de sonoridades estridentes hechas para la danza fácil y el no proceso de pensamiento rebelde o creativo.

Pero su estilo, sus artistas y sobre todo esa imperiosa necesidad humana de encontrar su propio destino hicieron que este género del Glam Metal llegará a sobrevivir en el corazón de miles de seguidores que por algunos momentos se alejaban de sus monótonas vidas de trabajadores promedio para sumergirse en emisoras del recuerdo en el anonimato de escuchar en las horas más perdidas de la noche sus otrora favoritas melodías mientras veían como sus hijos seguían otra clase de rebeldía representada en la apatía del rock alternativo y las letras urbanas del rap cambiando la búsqueda de un ideal por una frustración o una banalidad sin sentido.

Aprovechando esta ola de nostalgia que iba y volvía entre los seguidores del Glam, en el año 2009 Chris D’Arienzo retomaría las banderas de toda la gran música de los ochenta para crear uno de los espectáculos más populares en Broadway ‘Rock of Ages’,  donde  a través de un mágico musical de dos actos centrado en una historia de amor sintetizo toda la fuerza que tuvo el sector de Sunset Strip de los Ángeles donde miles de jóvenes soñaban con forjar sus sueños de fama y fortuna a través del rock en clubes alternativos donde pequeñas bandas esperaban el sabor del éxito y compartir con miles de espectadores sus ideas acerca del amor libre, la búsqueda de los sueños o revelar al mundo sus grandes frustraciones en un ambiente de demente bohemia donde las chaquetas de cuero, los jeans apretados y el riff de las guitarras eléctricas recordaban a los espectadores una era que no volvería, logrando en funciones abarrotadas reflejar todo el espíritu de una época que como los años sesenta se niega, ocultándose en oscuros rincones del corazón de quienes gozaron de este género.

Este musical tuvo tanto éxito que logro ser adaptado en el West End de Londrés y motivar a la Warner Brothers  a comprar sus derechos, para lanzar ‘La era del Rock’ el pasado 15 de Junio en los Estados Unidos y que se verá en Colombia el próximo 17 de agosto (Las fechas de estreno pueden cambiar de acuerdo al criterio de las distribuidoras).

Esta versión cinematográfica cuenta en su reparto a figuras como Tom Cruise, Paul Giamatti, Alec Baldwin, Rusell Brand y los jóvenes actores Diego Boneta y Julianne Hough  asumieron los roles principales en una historia que tiene como mayor atractivo llevar al espectador a ese mundo del Rock and Roll bohemio y libre donde a pesar de la oposición de una sociedad ultraconservadora miles de jóvenes disfrutaban de un estilo musical que expresaba sus expectativas, deseos de vida y por supuesto anhelos de encontrar su sueño añorado no solo de fama y fortuna sino también de amor verdadero.

Esta adaptación cinematográfica tomaría como base la historia de amor entre Drew y Sherrie dos jóvenes que vienen en busca de sus sueños a la ciudad de los Ángeles pero que se encontraran con la cruda realidad de una sociedad cambiante que ve al rock como un género del pasado y que los retará a dejar atrás sus expectativas tan solo para sobrevivir al día a día como humildes trabajadores en el club Bourbon donde según el argumento del filme  las grandes bandas del mundo se presentaron,   todo bajo el encanto de las canciones de grupos como ‘Foreigner’, ‘Def Leppard’, ‘Twister Sister’ , ‘Poison’ y ‘Journey’ entre otros para llevar al espectador por una historia llena de utopía, ilusión además de mucho rock and roll como eje central de su narrativa.

A partir de esta historia también se realiza una socio crítica a la doble moral de una sociedad que por un lado se muestra defensora de la moral a través del alcalde de los Ángeles y de su esposa Vivian que buscan acabar con toda el área de Sunset Strip mientras esconden escandalosos pasados y relaciones fuera del matrimonio, además de una clara referencia a la comercialización brutal del mundo de la música donde las grandes casas disqueras buscan atar las libertades creativas del artista para lograr fines lucrativos o generar culturas de masas acorde con sus intereses comerciales manipulando el talento para obtener ganancias desmedidas en detrimento de los mismos músicos ansiosos por alcanzar un éxito banal.

Es así que Tom  Cruise quien en su personaje de Stacey Jaxx logra representar en su personaje  rasgos de los grandes rockeros de su tiempo como Bret Michaels y Axel Rose para construir la figura del último bastión de popularidad de un género que había olvidado su norte debido a la misma devoradora industria comercial que ahora ansiaba construir un nuevo éxito olvidando la esencia de libertad e independencia que representaba el glam rock.

Lastimosamente esta cinta a pesar de plantear buenas historias iníciales  carece de la fuerza de las grandes comedias románticas juveniles de esa década como ‘Say Anything’ (1989) de Cameron Crowe y tampoco ofrece esa reflexión sobre el mundo adolescente planteada por  ‘Breakfast Club’ (1985) de John Huges donde se veía el fondo emocional de los adolescentes de la época y tampoco logra reflejar la magia del metal glam de  ‘Velvet Goldmine’ (1999), centrándose en algunos momentos en gags sin sentido, perdiendo su esencia en un final aparatoso y la inclusión de elementos que tratan de dar una pretensión de comicidad pero que se quedan en un pálido reflejo de una cinta que pudo volver en el mapa a todo un genero y a una ideología que le dio nueva vida al rock y fue una contracorriente al mundo del capitalismo salvaje de los años ochenta y noventa.

Sin embargo ‘La era del rock’ (2012) se convierte gracias a su gran banda sonora en un mágico regreso al pasado donde cada una de sus canciones y la recreación del mundo de los clubes de los Ángeles  lleva a muchos de los espectadores que vivieron esta brillante época de la música a un mundo donde los sueños son posibles de lograrse y donde el amor verdadero puede triunfar   mientras tal como lo proclama el personaje de Drew, el sueño de rockear  siga en la mente de los espectadores como esa pequeña voz en la conciencia que se niega a morir como el único mecanismo de defensa a una vida plana de padre de familia o trabajador devoto sin más horizonte que una jubilación, recordándonos que en este mundo sumergido por la realidad es necesario ‘No dejar de creer’ como decía la banda  Journey en su canción ‘Don´t Stop Believing’.

bajos6
 

Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker b.artbetting.gr review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker b.artbetting.de review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org