• BOGOTA-MARKET
  • fida
  • ANNECY
  • bomm
  • Festival Itinerante de Artes Audiovisuales Colombianas

"París siempre es una buena idea". Audrey Hepburn (Sabrina)

78552 1456 imagen
APAPORIS

FICHA TÉCNICA

Compañía Productora. Fundación Imagen Latina

Guión y Dirección: Antonio Dorado Zúñiga

Invitado Especial: Wade Davis

Director Fotografía y Cámara: Mauricio Vidal

Sonido: César Salazar, Ramiro Fierro.

Montaje: Mauricio Vergara

Música Original: Alejandro Ramírez Rojas

Interpretación Musical: Filarmónica del Valle (Proartes) - Coros Universidad del Valle

Productor General: Alberto Dorado Z.

Gerente de Producción: Omar Dorado Z.

Investigación: Cecilia Orozco Cañas, Omar Dorado

Antropólogo: Juan Vicente Guevara

Asistente de Dirección: Lina Marcela Lasso

Productor de Campo: Gregorio Dorado Z.

Productor Consultor: Juan Carlos Paredes

Productor en Nueva York: Juan Carlos Velásquez

Segunda Cámara: Fernando Vargas, Lina Marcela Lasso

Foto Fija: Diego Miguel Garcés

Pre-edición: Félix Corredor

Animación y Gráficos: Miguel Alejandro Bohórquez

Diseño Gráfico: Juan Diego Muñoz

SINOPSIS. Apaporis, secretos de la selva registra paisajes paradisiacos y desconocidos, a través un diario de viaje por la selva Amazónica Colombiana, siguiendo los pasos del etnobotánico Richard Evans Schultes, desde Mitú hasta el río Apaporis, documentando el conocimiento indígena y revelando mitos y secretos milenarios para revivir los muertos.

Apaporis muestra vivencias únicas en este rincón inexplorado de la selva amazónica y puede catalogarse como un documental auto-reflexivo, en el que se cuestiona la desaparición de sus lenguas y sus conocimientos ancestrales. Algunas experiencias son relatadas por el alumno de Schultes, Wade Davis, autor del best seller: El Rio y explorador de la National Geographic.

NOTA DEL DIRECTOR. La idea del documental surge de la lectura de El Río (One River) y de la afortunada amistad con Wade Davis, su autor. El libro me hizo conocer a través de la etno-botánica un país que habito pero desconozco, quizás por eso apelo a un documental, que busca interpretar el sentido de gratitud que Wade transmite en su libro, cuando hace un homenaje a la memoria de Richard Evans Schultes, el científico que con su entusiasmo, conocimiento y pasión observó en sus travesías una relación respetuosa entre las comunidades indígenas y la naturaleza. Schultes compiló saberes ancestrales que de otro modo estarían condenados al olvido.

Cuando estuve en la casa de Wade Davis, me enseño algunas fotografías que su maestro había tomado con una cámara réflex en el Apaporis. Tan pronto las vi, esas imágenes me impactaron, no solo por la belleza de los paisajes selváticos, sino por la fuerza emocional de una vida cotidiana extraña y particular. Con el paso de los días, las fotografías se convirtieron en el dispositivo narrativo que me permitiría contar la historia, al emprender la travesía entre Mitú y el río Apaporis.

Me interesaba registrar la vida cotidiana actual, las costumbres y sus relaciones con las plantas psicotrópicas. Es asombroso acercarse y tratar de comprender la forma como los chamanes se relacionan con la naturaleza, el mundo y el universo. Es un privilegio compartir la vida cotidiana en este rincón de la selva, donde se encuentran hombres sabios de los pueblos macuna, barasano, carapano y que hablan distintas lenguas.

El documental consigna la experiencia del equipo a través de paisajes maravillosos, por territorios agrestes donde la naturaleza exige que las embarcaciones hagan un ‘Fitzcarraldo’, debido a las frecuentes cascadas que impiden la navegación.

Bajo esta perspectiva, el documental pretende propiciar una reflexión sobre estos paraísos selváticos que históricamente han sido vistos como el patio trasero, donde han tenido lugar diferentes saqueos, que algunos lugareños se refieren como bonanza. De tal suerte se menciona la bonanza del caucho, de pieles, de la coca y de las minas. En todos los casos las bonanzas han determinado riqueza para los foráneos y desgracia para los pueblos indígenas.

El viaje por el Apaporis, es un acercamiento a la sabiduría de estos grandes botánicos que a través de sus conocimientos milenarios pueden vivir en una relación armónica con la naturaleza. En los registros se puede advertir, cómo a pesar de la lucha permanente de los chamanes por combatir a través de sus ritos y pócimas sagradas los espíritus malignos, las comunidades se ven asediadas por la muerte y la desaparición de sus lenguas y sus culturas.

El documental es un acto visceral que pretende volver a mirar nuestras raíces. Es una mirada frente al espejo, sobre el pasado y el presente de nuestras propias etnias. Es un pretexto para activar nuestra mirada hacia la selva. La coca no es la mata que mata. En la selva no se pudre la gente. Los pueblos indígenas merecen respeto. Necesitamos apelar a la creación audiovisual, para registrar documentos independientes, como actos de resistencia para conservar los ríos de conocimiento que nos pertenecen y que debemos protegerlos para siempre.

Antonio Dorado Zúñiga, Director

¿Quién era Richard Evans Schultes?

En los años 40 vino al Amazonas colombiano, el botánico y doctor de la Universidad de Harvard, Richard Evans Schultes (12 de enero de 1915 – 10 de abril de 2001). El impacto que le causaron los conocimientos sobre las plantas de las comunidades indígenas, lo motivaron a aprender sus lenguas y convivir con nuestras comunidades indígenas durante 12 años. Estaba convencido de que el conocimiento que buscaba estaba en la selva y no en las Universidades de Estados Unidos.

El Dr. Schultes respetó siempre los conocimientos de las comunidades indígenas y los consideró sus maestros. Su llegada a Colombia, está ligada a la investigación del Curare, un potente relajante muscular, fundamental en el desarrollo de la anestesia moderna, llevada a cabo a principios del siglo pasado. El curare permitía a los indígenas matar o revivir la presa y su preparación confundió por más de dos siglos a botánicos famosos.

El curare, por medio de la anestesia ayudó a salvar muchas vidas. La humanidad sigue en deuda con el Amazonas. Sólo por dar un ejemplo, hoy productos como el curare y la quinina, se sigue reportando en los Vademecum médicos, como medicina sintetizada y con un nombre científico complejo. Muy pocos colombianos sabemos que surgieron de los conocimientos ancestrales de las comunidades del Amazonas.

Posteriormente Schultes trabajó en la búsqueda de caucho, cuando ganar o perder la II Guerra Mundial, dependía del caucho, producto originario del Amazonas y usado desde tiempos remotos por los indígenas. Hoy todos caminamos usando mínimo una prenda de caucho, el desarrollo de muchas industrias colosales se ha basado y se sigue basando en el caucho, pero muchos desconocen que este conocimiento surgió de las comunidades indígenas.


La Música. El año pasado la Asociación Internacional de documentalistas (IDA) recibió más de 800 trabajos audiovisuales, de los cuales eligieron 20 títulos para presentar en la antesala de los Oscares en el  DocuWeeks. Apaporis hizo parte de ese selecto grupo.

El documental fue exhibido  en Nueva York y Los Ángeles, y no solo recibió un halagador comentario de la revista Variety, sino que también recibió una expresión de aprecio por la música, al ser considerada para la nominación al Oscar en la categoría de Música Original.  La música del film es obra del maestro caleño Alejandro Ramírez Rojas. Fue interpretada por la Orquesta Filarmónica de Cali y por los Coros de la Universidad del Valle.

Este documental ha estado en importantes eventos cinematográficos en Estados Unidos, México, Francia, Suiza, Argentina y Colombia. Entre su palmarés está una India Catalina obtenida en el anterior Festival Internacional de Cine de Cartagena, en la categoría Colombia al 100%.

Apaporis, secretos de la selva

EN DEFENSA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

Quienes mejor conocen y protegen la selva son las comunidades indígenas. Ellos son botánicos por naturaleza y han heredado conocimientos milenarios, transmitidos voz a voz y si no se protegen sus lenguas se perderá un patrimonio valioso, no sólo para Colombia, sino para la humanidad.

Cada 15 días se pierde una lengua en el mundo, hecho que se reporta con frialdad, sin profundizar en la pérdida que representa, esto en gran medida gracias al contacto con colonos, madereros, mineros o políticos quienes, según los chamanes, vulneran el territorio y el equilibrio.

Sin embargo, una luz de esperanza la dio el Comité Intergubernamental de Patrimonio Cultural Inmaterial, el 27 de noviembre de 2011, cuando reunido en la ciudad de Bali (Indonesia) informó al Ministerio de Cultura Colombiano que el conocimiento de las comunidades del Apaporis fue declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO.

“Lo que deberíamos hacer con los indígenas del Amazonas, es lo que Schultes hizo: respetarlos, escucharlos, aprender de ellos y así valorar lo que ellos saben, porque son los maestros de la selva; los únicos que mediante la observación empírica por generaciones, han aprendido más sobre esa selva que cualquier otro ser humano”.

Wade Davis, Autor del best seller El Rio, Explorador Residente de National Geographic

Un saber milenario

Ese saber se llama el Hee Yaia Keti Oka y fue entregado a ellos desde sus orígenes por los Ayowa (creadores). Y ellos, quienes poseen el saber tradicional, son los chamanes jaguares del Yuruparí, en la Amazonía colombiana.

La cuenca del río es el eje central de este saber, pero también está la práctica del Yuruparí, un ritual ancestral que marca el momento del paso de los niños (hombres) a la adultez. A ellos se les entrega una flauta sagrada, que según la leyenda llegó a las comunidades gracias a sus dioses, y que tiene energía vital.

Las comunidades

Los indígenas de estos pueblos (macuna, barasano, eduria, tatuyo, tuyuca, itana y carapana) hablan distintas lenguas, pero todos pertenecen a la familia lingüística de los tukano oriental. Se reconocen como hijos de Yuruparí, una anaconda que vivía como un humano, mucho antes de que existieran los humanos. Apaporis, secretos de la selva, muestra miembros de las comunidades macuna y barasanos, entre otros.

Después de Apaporis, los secretos de la selva…

Posterior al rodaje de Apaporis, los secretos de la selva, se conoció la noticia de que se adjudicaron títulos mineros a varias multinacionales, con el propósito de extraer oro en la zona. El 27 de octubre de 2009, el Ministerio del Medio ambiente colombiano, constituyó el Parque Nacional Natural Yaigojé - Apaporis, ubicado en la zona baja del río Apaporis, con una población aproximada de 1.600 habitantes de varias comunidades ancestrales con rica tradición cultural y un área de 1.060.603 hectáreas.

Es el segundo parque más grande de Colombia después del Chiribiquete (1.280.000 hectáreas). El objetivo fue proteger las culturas, los “Sitios Sagrados” y la riqueza de la fauna y la flora con especies exclusivas de la zona.

“Nuestra intención es que la película contribuya a difundir las riquezas y los conocimientos de estos pueblos ancestrales, para que respetemos sus territorios, cultura y pensamiento”, asegura el director Antonio Dorado.

“La extracción de caucho, pieles, coca, hidrocarburos ha enriquecido a los advenedizos y ha empobrecido a los nativos.

Ahora que las maquinarias de explotación minera tienen en la mira a la Amazonía, necesitamos crear conciencia pública para proteger estos territorios. Su conservación tendrá beneficios no solo para nuestros descendientes sino para el mundo entero”.

RECONOCIMIENTOS

Fondo de Desarrollo Cinematográfico - Ministerio de Cultura - Colombia.

Estímulo para Producción, Postproducción y Promoción.

XXIV Festival Internacional de Cine de Guadalajara (México). Guadalajara Construye 2009: Ganadora. Tres Premios: The Lift, Titra California y New Art Digital.

Selección oficial: XXV Festival Internacional de Cine de Guadalajara (México 2010).

Selección oficial DocuWeeks 2010. New York & Los Ángeles.

Selección oficial: Vision du reel - Festival international de cinema 2011, Suiza.

Selección oficial en el Festival Internacional de Cartagena 2011.

Selección oficial en el Festival de cine de Málaga, España 2011.

Premio especial en el Festival Internacional de Cartagena 2011.

Selección oficial: 13º Muestra Internacional Documental 2011.

Mención de honor en el 48 Festival de cine de Bogotá 2011.

Mejor documental profesional en el 1er Festival de Video Ambiental (CVC).

DATOS DE INTERÉS

A lo largo de su investigación, fueron muchos los datos de interés que Antonio Dorado y su equipo encontraron. El director comparte varios de estos datos:

    El Dr. Isidoro Cabrera, biólogo, Doctor Honoris Causa de la Universidad del Valle, acompañó al Dr. Schultes en las exploraciones por el río Apaporis. Vive en Cali, como profesor jubilado de la Universidad del Valle.
    Schultes vino a Colombia con beca del Consejo Nacional de Investigaciones de USA. Su misión era la búsqueda de las fuentes botánicas del veneno para flechas conocido como Curare. Encontrar e identificar esas plantas era una prioridad máxima de la medicina.
    Schultes con el apoyo de destacados chamanes colombianos encontró más de 10 fuentes de curare, lo cual había confundido a botánicos famosos por casi dos (2) siglos. El veneno les permitía a los indígenas matar o revivir la presa.
    El curare permitió el desarrollo de la anestesia moderna y durante los siguientes cincuenta (50) años, salvó muchos vidas. Cirugía con dolor se hacía desde tiempos antiguos, pero sólo a mediados del siglo pasado se consolidó la anestesia.
    La Primera cirugía bajo anestesia, se realizó en Massachusetts el 16 de octubre de 1846. Una vez dormido con éter el paciente (Gilbert Abbott de 17 años), procedió el doctor Warren a realizar la incisión, fue grande la sorpresa de todos al ver que el paciente no se defendió durante la cirugía, ni dio muestras de dolor. Fue un éxito. Lastimosamente, aunque se siguió ensayando con otros productos, la mortalidad seguía siendo muy alta. Los pacientes se dormían y muy pocos despertaban.
    En 1942 Harold Griffith usó curare para inducir relajación muscular. El resultado fue sorprendente. Seis meses después se publicó un trabajo que revolucionó la cirugía moderna. El problema ahora era encontrar la fuente del curare.
    La quinina sigue siendo la única cura contra la malaria y le debemos a las comunidades este y muchos otros saberes, que hoy explotan muchos laboratorios nacionales e internacionales.

La película Apaporis, secretos de la selva es la tercera filmación realizada en la zona.

    El Jirijirimo es un raudal sagrado entre las comunidades del nordeste amazónico. Está ubicado en el Río Apaporis y ha sido considerado como uno de los paisajes más bellos del mundo. La altura del Jirijirimo es equivalente a un edificio de 18 pisos.
    En el Vaupés se hablan 25 lenguas diferentes. Una buena parte de ellos habla varias lenguas, incluyendo el español. En su lenguaje tienen 14 palabras diferentes para las diferentes tonalidades del verde.
    El Río Apaporis tiene varias cascadas que dificultan la navegación. Igual que Schultes en los años 40, las embarcaciones deben hacer un Fitzcarraldo, que obliga a salir y cargar todo, incluyendo la lancha de viaje.
    La coca es completamente diferente a la cocaína. Es la misma relación existente entre las uvas y el vino. La coca es planta más rica del mundo vegetal, respecto al contenido de calcio. Supera ampliamente nuestros alimentos. La coca de la zona corresponde a otra variedad diferente a la existente en los Andes.
    Richard Evans Schultes es considerado el padre de etnobotánica moderna. En 1992, recibió la condecoración The gold medal from the Linnean Society of London, el máximo honor para un botánico.
    En 1983, el Presidente de Colombia, Belisario Betancur lo condecoró con “La Cruz de Boyacá”, otorgada por primera vez a un biólogo extranjero.
    Con honrosas excepciones, España no ha sido un país destacado en biología. Por esta razón despreciaron los conocimientos de los nativos. Cuando vieron que jugaban con pelotas que rebotaban (caucho), los misioneros las prohibieron porque según ellos estaban embrujadas.
    En el Vaupés no existen chamanes. El nombre con que conocen es Payé. En la selva no existe la propiedad privada. Todo se comparte, bajo el liderazgo y la sabiduría del Payé.
    En la selva no existe la sal, ni el azúcar.

EL DIRECTOR

José Antonio Dorado Z. Docente, director y guionista

Comunicador Social - Periodista de la Universidad del Valle con especialización en prácticas audiovisuales y Magíster en Literatura Colombiana y Latinoamericana.

Desde 1990 es docente en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad del Valle. Escribió y dirigió el largometraje El Rey, que obtuvo el Premio a Mejor Película Colombiana en el Festival de Cine de Bogotá, fue nominada en los Premios Goya 2005 como Mejor Película Extranjera de Habla Hispana y fue seleccionada por Colombia a los Premios Oscar 2005. Realizó el documental APAPORIS en busca del río, seleccionado entre los 20 mejores documentales del 2010 por el DOCU-WEEK (U.S.A.), recibió premio especial del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena y actualmente esta en competencia en en Málaga (España) y en la muestra oficial del Festival Internacional de cine Vision du Réel, en Nyon Suiza.

Ha participado en el montaje de 145 proyectos documentales, emitidos a nivel nacional e internacional. Como director de documentales ha realizado 28 proyectos y ha obtenido 26 menciones importantes en eventos como el San Juan Cinema Fest de Puerto Rico, el Festival Internacional de Cine de Cartagena y la Selección entre los mejores audiovisuales de Latinoamérica en el II Encuentro organizado por la UNESCO y la INPUT (International Public Television).

LA PRODUCTORA. Fundación Imagen Latina

La Fundación Imagen Latina se constituyó en el año 2003 a raíz de la realización del largometraje El Rey, ópera prima de Antonio Dorado. El filme ha obtenido reconocimientos en diferentes festivales de cine internacionales y a principios del 2005 estuvo nominada como Mejor Película de Habla Hispana en los Premios Goya de la Academia de Ciencias Cinematográficas de España. El filme fue coproducido por Eurocine París y CTP de España.

La misión de la Fundación estriba en promover la actividad cinematográfica regional y nacional. En el año 2005, la Fundación recibió el estímulo del Fondo Mixto de Promoción Cinematográfica en la Modalidad de Realización de Documentales para el proyecto Apaporis, secretos de la selva, rodado en Washington y en la selva amazónica colombiana con el apoyo de Wade Davis, explorador residente de la National Geographic.

La Fundación Imagen Latina coprodujo en el 2006 el largometraje Adiós Ana Elisa, protagonizado por Adriana Arango y Robinson Díaz y actualmente se encuentra en proceso de post-producción el largometraje La Reina, cuyo guión ganó la ayuda para Desarrollo de Ibermedia y el apoyo para producción del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico del Ministerio de Cultura en Colombia.

 Fuente: oficina de prensa “Apaporis

bajos6
 

Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker b.artbetting.gr review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker b.artbetting.de review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org