• BOGOTA-MARKET
  • fida
  • ANNECY
  • bomm
  • Festival Itinerante de Artes Audiovisuales Colombianas

"París siempre es una buena idea". Audrey Hepburn (Sabrina)

 Cisne negro
EL CISNE NEGRO

Título Original: "Black Swan".

Género: Thriller.

País y Año: EE.UU. - 2011

Dirección: Darren Aronofsky

Guión: Darren Aronofsky. Mark Heyman.

Reparto principal: Natalie Portman, Mila Kunis, Winona Ryder, Vincent Cassel, Barbara Hershey, Marty Krzywonos, Adriene Couvillion, Ksenia Solo, Kristina Anapau

Fotografía: Matthew Libatique. .

Música: Clint Mansell. .

Producción: Scott Franklin. Mike Medavoy. Brian Oliver.

Sinopsis. El filme sigue la historia de Nina (Natalie Portman), una bailarina en una compañía de ballet de la ciudad de Nueva York cuya vida, como todos los de su profesión, se consume totalmente con la danza. Ella vive con su madre, también bailarina retirada, Erica (Barbara Hershey), que apoya las pretensiones de celo profesional de su hija.

Cuando el director artístico Thomas Leroy (Vincent Cassel) decide sustituir a su estrella Beth MacIntyre (Winona Ryder) para la producción que abre su nueva temporada, El Lago de los Cisnes, Nina es su primera opción. Pero Nina tiene competencia: la nueva de la compañía, Lily (Mila Kunis), que también impresiona a Leroy.

El Lago de los Cisnes requiere una bailarina que pueda interpretar tanto al Cisne Blanco, con la inocencia y la gracia, y el Cisne Negro, que representa la astucia y la sensualidad. Nina se ajusta al primer rol perfectamente, pero Lily es la personificación del Cisne Negro. Mientras las dos jóvenes bailarinas amplían su rivalidad en una amistad turbulenta, Nina comienza a ponerse más en contacto con su lado oscuro con una imprudencia que amenaza con destruirla.

EL CISNE NEGRO

Un viaje al lado oscuro de la dualidad humana

Por Ángel Galindo.

En los exigentes escenarios del teatro de Nueva York, una joven se debate entre la locura y la búsqueda de la perfección para buscar llegar a ser la nueva protagonista de la famosa obra del ballet clásico ‘El lago de los cisnes’.  Esta es la premisa argumental que el director Darren Aronosky , recordado por cintas independientes como ‘Requiem por un sueño’ (2000) y ‘El luchador’ (2008), trae al público mundial  en su nueva producción ‘El cisne negro’, nominada a cinco premios de la academia incluyendo Mejor Película, director y actriz a Natalie Portman.

Pero ¿Cuál es el secreto del encanto de esta cinta que ha atrapado el amor del público y la crítica?, en primera medida ofrecernos una nueva manera de ver el eterno conflicto de la dualidad humana representado desde la antigüedad por la figura del dios griego Janos,  que tenía dos caras, cada una mirando a un lado diferente del horizonte y que significaba ni más ni menos que la necesidad presente en todos nosotros de ser dos seres en un solo cuerpo, de poder ser capaces de hacer las mayores atrocidades pero también los actos más loables, esta tendencia, presente desde siempre en el carácter humano y que seguiría siendo reflejada sutilmente en la literatura y cultura populares hasta llegar a perfeccionarse en el siglo XIX con la obra del escritor inglés Robert Louis Stevenson en su clásica historia del ‘El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde’, donde un  científico apasionado en su búsqueda de encontrar los vericuetos de la mente humana crea una pócima que de vida a su forma interna más perversa.

Sin embargo, la aparición de Borges al panorama mundial agregaría a esta simple dualidad un elemento más provocador y subjetivo, ya que no solo habría dos caras del bien y el mal dentro del ser humano, sino también pondría  a los lectores de todo el mundo a pensar en la delgada línea que separa al artista del hombre y como ambos se necesitan para ser un todo pero que a si mismo se combaten hasta el punto de que uno de los dos deba devorar al otro para poder existir o arrinconarlo en el apartado más lejano de la mente para  lograr el máximo desarrollo de un nuevo ser que sea capaz de reflejar en sí mismo la imagen de otros.

Es así como el cine también asumió el reto de fusionar todos los aspectos de la dualidad humana, empezando por las primeras adaptaciones de la obra de Stevenson como ‘Dr. Jekyll and Mr. Hyde’ de John S. Robertson en 1920, hasta llegar a las contemporáneas ‘El extraño caso de Mary Really’ de 1996 del director inglés Stephen Frears,  pero es George Cukor quien  en los albores del dorado cinematográfico Hollywood asume el reto de expresar esta dualidad humana, ya no solo entre el bien y el mal sino también entre el artista y el hombre  en su filme   ‘Doble Vida’ de 1948, que en tono de cine de misterio presenta al personaje de Anthony John, un consagrado actor que se sumerge demasiado en sus papeles hasta el punto de que su interpretación de ‘Otelo’ de William Shakespeare termina por llevarlo a la locura, representando en cada una de las personas de su entorno los personajes de esta tragedia clásica llevándolo a una fantasía que con el pasar del tiempo lo va alejando cada vez más del mundo real.

Y es  la obsesión por la perfección artística,  pero a la vez esa dualidad entre niña y mujer, entre mujer y artista, que le da a ‘El Cisne negro’ de 2010, del director Darren Aronosfky su mayor valor, ya que Nina, su protagonista,  se debate entre ser una joven común, con habilidades especiales pero sometida a una madre obsesiva que desea ver reflejada en su hija el éxito que ella jamás tuvo como bailarina de ballet, atormentada a una competidora más joven, atractiva y que busca aparentemente su amistad tan solo para poderle robar el papel principal en ‘El lago de los cisnes’ de  Chaikovski, teniendo como único recurso para escapar de este infierno,  profundizar en su lado oscuro, en sus obsesiones por sentirse libre, apasionada y bella para lograr sacar lo mejor de sí y representar el papel del cisne negro, que es fundamental para la pieza clásica mencionada anteriormente y que podría ser la oportunidad de lograr la gloria deseada y ser la estrella del ballet de Nueva York, emergiendo como la reina Odette de la obra, libre y pura después de sacrificar su vida para acompañar a su príncipe en la redención definitiva.

Es así  que mientras el personaje de Anthony John en ‘Doble Vida’ de 1948,  se obsesiona con Otelo para escapar de su necesidad por volver estar con su ex esposa interesada en el jefe de la oficina de prensa de la obra, y conservar su fama como actor reconocido mientras trata de esconder sus aventuras con mujeres que apenas conoce, Nina, busca perfeccionar su rol en ‘El lago de los cisnes’ para hallar una salida a la realidad que la tormenta, y dejar de ser vista como una niña para ser una verdadera mujer estableciendo un interesante paralelo entre dos cintas separadas por el tiempo y las características fílmicas pero que se unen al retratar esa necesidad humana de refugiarse en el arte y la perfección como únicas alternativas para combatir un mundo del cual no se puede escapar y que como toda tragedia termina por devorar a aquellos que luchan irremediablemente contra el destino, pero que en este caso tiene el aliciente adicional de lograr por un instante vencer a las fuerzas que los oprimían para alcanzar, así sea de manera efímera,  la perfección que tanto desearon.

Igualmente ‘El cisne negro’ sigue la línea de los personajes autodestructivos, obsesivos y a la vez presas de un mundo más allá de la realidad, que ha desarrollado su director Darren Aronosfky a lo largo de su filmografía en cintas como ‘Requiem por un sueño’ (2000), donde una anciana mujer a través de su obsesión por adelgazar y su amor ciego por un hijo involucrado totalmente en el mundo de las drogas crea su propio universo lejos del mundo real, sin darse cuenta que su verdadera vida esta colapsando por completo, o el conquistador Tomas Creo ‘La fuente’ de 2006, quien se obsesiona por encontrar la fuente de la eterna juventud  sin saber que su hallazgo también le puede costar su vida, mientras nublado por su obsesión olvida la peligrosa realidad que lo rodea para llegar a como dé lugar al árbol de la eterna juventud.

Pero a diferencia de su filmografía anterior Aronsfky, en esta cinta  logra ofrecernos una mirada intima y a la vez fantástica de la realidad, convirtiendo al espectador en un testigo silencioso, anónimo pero a la vez  en una parte de la mente de Nina para atestiguar como en cada paso, en cada movimiento de danza y en cada cambio en su vida, esta joven se acerca más a su autodestrucción, encontrando que cada vez que mejora sus pasos, se va a cercando cada vez más no solo al punto cumbre de su carrera sino al final de su propia vida.

Es por esto que ‘El cisne negro’ pasará a la historia como un nuevo clásico amado por unos sus grandes valores artísticos y a sus referencias literarias, musicales y cinematográficas, que nos ofrecen un nuevo panorama sobre la locura, la obsesión y a la vez la perfección, el arte y la búsqueda de la perfección frente a un mundo que ha demostrado su deficiente memoria para recordar los grandes talentos y la obsesiva necesidad de reemplazarlos, olvidando que dentro de cada ser artista también hay un ser humano que brilla por salir.

bajos6
 

Bookmaker artbetting.co.uk - Bet365 review by ArtBetting.co.uk

Bookmaker b.artbetting.gr review by ArtBetting.gr

Germany bookmaker b.artbetting.de review by ArtBetting.de

Premium bigtheme.net by bigtheme.org